Hiromi y Edmar Castañeda. /Foto: Fco. J. Díaz.

El Festival Internacional de Jazz en la Costa de Almuñécar ha mantenido en esta edición un nivel de asistencia muy alto, rozando el 100% de ocupación. Con todos los abonos agotados y todas las entradas vendidas en cinco de los seis conciertos. Más de diez mil personas han asistido a los conciertos del programa central, trasnoches y actividades paralelas.

La organización del Festival, que corre a cargo de la Diputación de Granada y el Ayuntamiento sexitano, tuvo que ampliar aforo para los conciertos de Hiromi, Myles Sanko y Charles Lloyd, ante la numerosa demanda de entradas. Se da la circunstancia también de que los precios de las localidades en el festival sexitano son sensiblemente más reducidos que en otras actuaciones españolas de estos mismos artistas.

Tanto la pianista japonesa como el veterano saxofonista Charles Lloyd, Medalla de la Ciudad de Almuñécar 2017, utilizaron sus conciertos en Jazz en la Costa para estrenar en España sus próximos discos, mientras que el concierto de Antonio Faraò con Charles Tolliver fue su única noche en Europa.

El Festival de Almuñécar, es un ejemplo de que la cultura también puede generar riqueza y empleo. Con todos los hoteles llenos, más del 70% del público que asiste al festival procede de fuera de la provincia de Granada e inyecta una importante cantidad económica a la ciudad. Este año ha habido solicitud de abonos y entradas desde puntos tan distantes de Almuñécar como los Países Nórdicos o los Estados Unidos.

Más de 30 personas han trabajado diariamente en la realización de los conciertos para que todos los aficionados disfrutaran del jazz en el trigésimo aniversario de un evento veterano e imitado por todos los festivales estivales que han venido después en nuestra Comunidad. Un certamen único por un entorno privilegiado, con el sello de calidad de la Unión Europea, y del que los músicos quedan admirados.

El director del Festival, Jesús Villalba, destacó la progresiva proyección de Jazz en la Costa de Almuñécar, “a pesar de haber tenido que recortar dos días de programación, y la notable difusión que tiene a nivel internacional, manteniendo como señas de identidad una impronta eminentemente jazzística y sobre todo, el apoyo de un público fiel e incondicional, que reserva con antelación sus vacaciones para asistir, el cual tiene como escenario principal el parque El Majuelo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here