Donde encontrarlo:
www.pedrouranga.com
https://vimeo.com/pedrouranga

A este artista multidiciplinar (fotógrafo, realizador, escultor) cuando llega a Almuñécar, mediando los años ochenta, y recién iniciado en la fotografía, vocación que le venía de su padre, lo que más le impresiona es la luz; esa luz que impregna el paisaje y que dice ser parecida a la de su Madrid natal en espectacularidad y modulaciones en su cielo. Luminosidad y opacidades sexitanas a la que es asiduo tras décadas de ser visitante habitual a nuestra tierra.

Y en este sentido, señala Uranga, que la luz es todo en la fotografía y hace un símil entre pintura y foto: “se pinta con luz, y se fotografía de la misma manera, veo un paisaje, busco la horas solares, visualizo el encuadre y trabajo in situ hasta el momento del click definitivo”.

Luz de Almuñécar.

“Fotografiar es poner la cabeza, el ojo y el corazón en el mismo eje”, frase con la que define su trabajo y con la que Pedro Uranga explica que quiere llevarse la foto trabajada con la cámara e intenta que el resultado final venga hecho por el instante que recoge la cámara. “En este aspecto”, sostiene, “huyo de cualquier postproducción posterior, tipo photoshop, y me adapto al resultado mecánico de la cámara y al trabajo de localización previo”.

Su singularidad es la gran e innata capacidad que Pedro Uranga tiene para el encuadre

De su experiencia fotográfica subraya la frase que le dirigió un productor al elegirlo para un trabajo, indicándole que lo que definía su singularidad era la gran e innata capacidad que Pedro Uranga tiene para el encuadre: “los aspectos técnicos se aprenden pero el encuadre nace contigo para siempre”.

Y esto es lo que sorprende en el trabajo del artista su capacidad de descubrir enfoques nuevos a imágenes de paisajes, objetos o retratos que pese a ser cotidianos despiertan lecturas totalmente nuevas desde su visor.

Puesta de Sol. San Cristóbal.

Fórmula que, en sus trabajos publicitarios, le hace elegir siempre elementos naturales intentando suplir con imaginación efectos sin tener que acudir a la mecánica de herramientas digitales.

Al caso, Uranga también se puede definir como el fotógrafo de la alusión, pues afirma que “en la fotografía hay que insinuar, pero no enseñar lo evidente”.

De Almuñécar como luz y paisaje, elige los meses de noviembre y diciembre por la calidad y matiz de los grises y azules plomizos y el tornasolado de sus colores que convierten el resto de la gama cromática en una realidad virada y mágica. Sin embargo el verano tuesta el color y la luz es muy cenital. “Prefiero la luz que envuelve de misterio la imagen”, concluye el artista de la insinuación.

Pese a que Pedro Uranga trabaja para grandes marcas nacionales e internacionales dice que lo que más ilusión le ha hecho de su carrera fue que el pasado año le encargaran la dirección de fotografía del primer spot publicitario del año para TVE titulado ‘60 años de televisión’, un sueño de cuando sus 21 años.

Pedro Uranga/Madrid 1966
La pasión por la imagen le viene heredada de su padre. Ya desde muy joven se aficiona a la fotografía y a los 18 años compra su primera cámara. Desde ese momento toda su vida pasa a través de su visor.
Durante estos años ha trabajado en diversos medios como fotógrafo y director de fotografía, entre sus clientes mas destacados se encuentran… Nike, Coca Cola, Heineken, Telefónica, Canal Plus, Rioja, Marca Extremadura… Ha obtenido diversos premios en las áreas de publicidad y prensa documental.
Ante su cámara han pasado numerosas personalidades del mundo de la cultura, del deporte y el arte. Su experiencia como director de fotografía ha hecho de él, un versatil profesional de todo tipo de expresiones fotográficas entre las que destacan poderosamente sus cuidados y complejos bodegones de productos.
Actualmente trabaja en Madrid donde tiene un estudio para sus producciones como fotógrafo y director de fotografía para cine y publicidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here